La 4T y su nueva divisa

Dentro de la alcandía de Álvaro Obregón (CDMX), gobernada por Morena, los comerciantes y sus clientes comienzan a usar una moneda comunitaria llamada Obregón con la inteción de que el dinero circule dentro de la misma comunidad y ayude a la economía de estos hogares, evitando que “el dinero no llegue a manos de transnacionales”.

El tipo de cambio es de 1 obregón por 1 peso, pero no son intercambiables.

Este tipo de monedas ya se ha intentado utilizar en otros estados en años anteriores, pero había sido frenada por el Banco de México, ya que solo ellos pueden emitir dinero, pero en el caso específico de los obregones se han validado como vales, además de que deben de ser en color y diseño diferentes a los billetes.

Si bien suena como una buena idea, podría privar a las personas de poder ahorrar su dinero y de intercambiarlo con otras personas, evitando el libre mercado, o sea, comprar dónde tu quieras comprar, pues no son validos para la mayoría de los locales y tiendas instituidas. Además de que tampoco son admitidas en los bancos.

El Túmin

El Túmin es una moneda comunitaria que empezó a utlizarse en la población de Espinal, Veracruz con la misma intensión que los obregones, la diferencia es que el Banco de México fue más estricto con sus usuarios, acusandolos de querer suplantar el peso méxicano y manteniendo una investigación sobre su uso e intención.

Monedas verdes de Amsterdam

Son otro tipo de moneda comunitaria de Holanda que intenta cumplir la tarea de consumir local y al mismo tiempo de promover el reciclaje, pues son adquiridas al llevar a los centros de procesos de desechos, convirtiendo bolsas de basura en cupones para negocios locales.

Su uso fue idea de una ONG llamada Wasted.

¿Conoces otro tipo de moneda comunitaria?