Falta de liderazgo durante esta crisis

En esta crisis sanitaria muchas personas en este mundo están sufriendo de forma física y psicológica.

Mucha gente tiene miedo, otras pasan por una dura situación económica algunos sufren directamente las consecuencias de esta enfermedad y muchas otras sienten una inmensa presión psicológica que los abruma en todos los sentidos.

Y en este momento de estado de alerta y crisis los grandes “líderes” parecen estar callados buscando culpables en vez de buscar soluciones.

La gente está angustiada y no sabe que hacer.

Y a la fecha los líderes no han sabido manejar la situación y alzar la mano para dar palabras reconfortantes.

En este momento es cuando las instituciones religiosas podrían estar aprovechando esto para hablar, calmar la ansiedad de la familia y conseguir seguidores fieles.