Coronavirus en México, la pelea en dos frentes

Si bien, es cierto que esta pandemia en global, México no enfrenta este problema en sus mejores circunstancias.

Por un lado, como precedente tenemos el hecho de que el sector salud desde mediados de 2019 estaba debilitado por la falta de medicamentos, personal y mala administración, aunado a un pésimo intento de imponer el INSABI. En otras palabras, México no tenía ni siquiera insumos e infraestructura para entender a los mexicanos antes del coronavirus.

Por otra lado, el gobierno federal ha cancelado contratos importantes con varias empresas nacionales e internacionales, por lo que se perdió la confianza de los inversionistas de manejar su dinero en el país, por lo que se perdieron miles de empleos en todos los sectores económicos.

Por ultimo, tenemos el hecho de que este gobierno no se tomó en serio esta pandemia, pensando que esta enfermedad sería más facil de manejar.

Todo esto ha creado un caldo de cultivo perfecto para que todos estos errores hagan de esta crisis más fuerte de lo que pudo haber sido.

Ahora, en el presente tenemos el hecho de que ningún gobierno sabe a ciencia cierta como enfrentar esta pandemia.

Por un lado, México se reúsa a invertir más en el sector salud o a reducir los impuestos para que las personas y las empresas en el país no tengan que caer en bancarrota, si no todo lo contrario, el gobierno ha incrementado los impuestos para las personas que buscan la manera de ganar dinero de forma honesta e invertir en sus negocios propios.

Por esta razón a todas las empresas y trabajadores les urge volver a reactivar la economía a costa de la salud, pues incluso el confinamiento casi obligatorio no demostró ser suficiente para frenar el paso de esta pandemia.

Aunado a esto debemos recordar que mucha de la economía en México depende de los negocios informales, los cuales dependen de operar todos los días, pero que al mismo tiempo, no tienen manera de asegurar a sus empleados ni con pensiones ni con atenciones medicas, pues se administran con ingresos que no son constantes.

Hoy 15 de junio se pretende volver a la normalidad tomando todas sus medidas de higiene y precaución pero la gente no siente seguridad en volver a su vida cotidiana y el gobierno está deslindándose de su responsabilidad de proveer el derecho a la salud, a informar con objetividad y a impulsar la economía del país.